De todas las criaturas hechas por Dios,
solo una no se deja dominar, esa criatura es el gato.
Si se pudiera cruzar el hombre con el gato, resultaría una mejora para el hombre,
pero un deterioro para el gato...
(Mark Twain)